Los viñedos en la Ribera del Duero

1,400 ha

VIÑEDOS

Desde el departamento técnico de Bodegas Protos se lleva el exhaustivo control del viñedo, buscando cada año la máxima calidad para la elaboración de nuestros vinos. Esta tarea no es fácil, pues controlamos 1.400 hectareas repartidas por toda la geografía de la Ribera del Duero, abarcando los mejores términos de las provincias de Valladolid, Burgos e incluso Segovia.

SUELOS

Poseemos gran diversidad de tipos de suelos en el transcurso del río Duero, pero en general destacan los suelos sueltos, poco fértiles, pobres en materia orgánica, en los que, en ocasiones predomina la caliza. En la mayoría de los casos poseen una textura franca o franco arenosa.

ORIENTACIÓN

La mayoria de nuestros viñedos los encontramos en laderas orientadas al sur, buscando las horas de sol necesarias para una óptima maduración.

ALTITUD

Oscila entre los situados en los páramos, con cotas de hasta 900 m, y los que se encuentran en los valles, con una altura topográfica situada entre los 750 y 800 m.

CONTROLES

Hacemos seguimientos de mantenimiento los viñedos durante todo el año, así como controles sanitarios de posibles plagas y enfermedades.

LA UVA

Nuestros vinos proceden de la variedad tempranillo 100%. 

Las plantaciones de vid son el 60% de espladera y el 40% de vaso.

Espaldera
60%
Vaso
40%
Tempranillo

VENDIMIA
MANUAL

Se lleva a cabo un estricto control de los viñedos, teniendo en cuenta la procedencia de la uva para conocer la fecha idónea de vendimia, con el objetivo de recolectarla en el momento óptimo de maduración. 

 La vendimia en Bodegas Protos es completamente manual, utilizando cajas de 20kg. de capacidad para la uva de cepa vieja.

Una vez que la uva es recepcionada en bodega, se selecciona esta uva mediante las Mesas de Selección. Esta selección se realiza primero racimo a racimo y después grano a grano, asegurando la máxima calidad en este proceso.

La capacidad de elaboración asciende a 5.600.000 de KG.

EL CLIMA

PLUVIOMETRIA

Las recipitaciones anuales muy bajas, con una media
de 450 mm al año.

VERANOS

Veranos secos y calurosos con temperaturas que sobrepasan
los 35 ºC.

INVIERNOS

Inviernos fríos y largos con heladas nocturnas, que alcanzan los
18º bajo cero.

OSCILACIÓN DÍA-NOCHE

Las oscilaciones térmicas día-noche, favorecen una lenta y paulatina maduración de la uva, propiciando la acumulación de azúcares y mayor concentración de taninos, polifenoles y color en el vino.

HORAS DE SOL

Es un clima mediterráneo con influencia continental con más de 2400 horas de sol al año.

influencia

Este clima tiene gran influencia en el viñedo, sobretodo en el ciclo vegetativo de la vid. Es clave en desarrollo de la planta y en la maduración de la uva, lo cual le confiere esa calidad a la variedad tempranillo.